miércoles, 30 de diciembre de 2015

Quitan la biblioteca “Mauro Velazco”

Milton Iván Peralta

 
Pintando lo que era la biblioteca "Mauro Velazco".
(Milton Iván Peralta)



“Por tener material caduco”, y al “haber una mejor biblioteca al otro lado”, son los motivos por los cuales el Gobierno Municipal de Zapotlán el Grande decidió quitar la biblioteca municipal “Alfredo Velazco”, siendo esta la primera que existió en el municipio.



Desde hace dos semanas y aprovechando que la biblioteca cierra por vacaciones, fueron sacados los libros y comenzó la remodelación de la biblioteca, en la que hoy en día podemos ver a trabajadores de Servicios Generales pintándola, una fuente del interior de la presidencia, comentó que se iban a instalar oficinas de Relaciones Exteriores, para el trámite de pasaportes, las cuales tiene oficinas por la calle José Clemente Orozco.  Esta fuente comentó sobre el futuro del material bibliográfico, el cual se irá a los centros Comunitarios, para “acercar a las colonias a la lectura”, aunque parece irónico, ya que cierran la biblioteca por tener un “material caduco”. 


Zapotlán el Grande tiene 96.050 habitantes según datos del INEGI, y se quedará únicamente con dos bibliotecas, datos del INEGI y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señalan que existe sólo una biblioteca pública por cada 15,000 habitantes, mientras que Zapotlán se quedará con una por cada 48.025 habitantes. La encuesta Hábitos de Lectura, realizada por la OCDE, ubica a México el sitio 107 de una lista de 108 países, en cuanto a hábitos de lectura. El mexicano promedio lee 2.8 libros al año.

NO SABEMOS NADA: ROBERTO MENDOZA

En entrevista telefónica al regidor Roberto Mendoza Cárdenas, comentó que hace unos días en la sesión pasada, “se renovó el contrato con la Secretaría de Cultura para seguir con el apoyo a la biblioteca ´Juan José Arreola´, por darle de nuestra parte mantenimiento al edificio y pagar el 50% de los trabajadores su salario”, pero a la pregunta expresa de qué sabía del cierre de la biblioteca “Mauro Velazco”, dijo “por cabildo no ha pasado nada, no sabemos nada”.

MATERIAL HISTÓRICO

La biblioteca tuvo como director a Vicente Preciado Zacarías en 1969, desde ahí realizó talleres de lecturas a los reclusos, y motivó la reedición de varios libros. Cabe destacar que se encontraban muchas “joyas literarias” en la biblioteca, entre las que destacan las primeras ediciones de libros de Refugio Barragán de Toscano como lo es “El arpa infantil”, una edición autografiaba de la biografía de José Clemente Orozco de Alma Reed, regalo que realizó al municipio.

El sueño de Guillermo Jiménez era que Zapotlán tuviera una biblioteca, durante años mandó paquetes de libros de los cuales muchos eran primeras ediciones y llevaban dedicatoria al escritor, en Zapotlán eran recibidos y atesorados por su amigo Alfredo Velazco, hijo de Mauro Velazco, y es con esos libros y otros más se funda la ahora extinta biblioteca municipal “Mauro Velazco” con lo que, además de esas bibliotecas personales se agrega la donación que hizo la familia de José Manuel Ponce Segura.  Aún en nuestros días podían observarse muchos de esos libros donados por Guillermo Jiménez, reconocidos por las dedicatorias a este escritor y diplomático zapotlense, o porque muchos de ellos los firmaba el propio autor de “Zapotlán” y “Constanza”.


EL DATO

Las bibliotecas que quedan sin contar las escolares son:

-Juan José Arreola, en el portal Fray Juan de Padilla, que depende en parte de la Secretaría de Cultura y del Municipio de Zapotlán el Grande.

-Guillermo Jiménez, en la colonia Provipo, que es una biblioteca del Gobierno Muincipal.